El Arte de Regalar 3

Martes, 16 Septiembre   

-Es muy arriesgado regalar un objeto que antes se nos haya regalado a nosotros. Dejando a un lado la falta de tacto, siempre correremos el riesgo de que la cadena de regalos se prolongue y el objeto retorne a la persona que nos lo regalo inicialmente.

-Al realizar un regalo las formas son muy importantes. Se deben cuidar los envoltorios al máximo.

-No se debe dar demasiada importancia al regalo en el momento de ofrecerlo. Resulta de mal gusto alabar sus cualidades en exceso, y por supuesto jamás debe comentarse su precio.
-Si somos los receptores del regalo siempre debemos agradecerlo, ya sea en persona, ya sea por escrito, ya sea por teléfono. Es importante abrir el regalo en presencia de la persona que lo realiza mostrándose agradecido en todo momento. Si el objeto no resulta de nuestro agrado, o no es lo que esperábamos o hubiéramos deseado, jamás deberemos permitir que se note la más mínima expresión de desilusión. En ningún caso deben realizarse comentarios despectivos o peyorativos respecto al regalo recibido.